logomejorado

NOTICIAS

abrazo-alma-e1532273902338-660x330

Los brazos .

Del libro CUENTAME TUS MALES Y TE DIRE COMO SANARLOS. Deb Shapiro.
Los brazos sirven para la acción y para la expresión. Te permiten abrazar o empujar, tocar y acariciar, demostrar amor o rabia, expresar tus necesidades, abrir tu corazón o cerrarlo en postura defensiva. Los brazos abiertos están diciendo: «Aquí está mi corazón, ven y compártelo». Son la expresión de tu coraje y aceptación.
Cuando te cruzas de brazos, los cierras alrededor del corazón, levantando una barrera protectora entre tú y los demás. El mensaje es claro: «Alejaros, mantened las distancias, las intimidades no son bienvenidas». ¡No hay nada más disuasorio que unos brazos cruzados, son más explícitos que un cartel de “prohibido el paso” o con cualquier otra frase! Cada vez que te sorprendas cruzando los brazos, intenta abrirlos y observa lo que sucede y cómo te sientes. Intenta pasar unos momentos al día con los brazos abiertos y relajados.
Hace unos años, Ed y yo nos reunimos con nuestros editores. Nos debían un dinero y habíamos quedado para que nos pagaran. Sin embargo, cuando nos sentamos alrededor de la mesa, pude constatar que todos, incluidos nosotros dos, estábamos con los brazos cruzados. Comprendí que nunca obtendríamos el dinero de este modo. Por lo que empecé a abrir mis brazos cuando empecé a hablar, incluso los extendí y toqué el hombro del señor que se sentaba a mi lado. Al cabo de unos minutos, también él abrió sus brazos y empezó a relajarse. ¿Y..? ¡Pues sí, cobramos nuestro dinero!
Los brazos te permiten crear y comunicar, hacer que tus palabras y tus ideas se hagan realidad. Los hombros se prolongan en los brazos, extendiendo su energía creadora a la acción y al mundo. Los brazos manifiestan todos tus deseos interiores y tus anhelos.
¿Estás haciendo lo que querrías hacer?
¿Estás haciendo algo que no deberías hacer?
¿Estás extendiéndote o conteniéndote demasiado?
Los brazos también pueden ser armas. Pueden ser utilizados para atacar, negar, rechazar o repeler. Permiten apartar y arrastrar, pueden abrazar o sujetar. ¿Hay alguien a quien debieras apartar de tu vida? Los brazos levantan, soportan, transportan y sostienen, aunque a veces el peso sea excesivo y te duelan e incluso aparezcan erupciones o llagas. ¿No estarás llevando demasiado peso?
Diálogo cuerpo-mente: los brazos.
Los brazos expresan al mundo la energía procedente de tu corazón mediante el abrazo, el tacto, las caricias, el compartir. Por consiguiente, los problemas con los brazos pueden señalar problemas o conflictos relacionados con la esfera más íntima y con la expresión de los sentimientos.
¿Estás reprimiendo tus sentimientos por miedo a que no sean aceptados?
¿Eres capaz de abrir tus brazos para abrazar a otras personas y compartir tu amor?
Observa tu lenguaje corporal cuando cruzas los brazos y presta atención a lo que estás expresando de manera no verbal.
Observa la relación entre miedo y amor, entre brazos abiertos y brazos cerrados.
Observa esto mismo en los demás cuando hables con ellos.
Intenta abrir tus brazos y observa cómo cambia tu actitud, incluso cuando te halles en una situación difícil.
Los brazos débiles o cansados implican una incapacidad de dejar que sentimientos y energía fluyan hacia fuera. Tal vez exista un sentimiento de impotencia a la hora de asumir el control o tomar decisiones, escasa habilidad para aferrarse a la vida o una gran timidez a la hora de expresar tus sentimientos reales.
¿Consideras erróneo el abrir tus brazos para obtener lo que deseas o necesitas, tanto emocional como físicamente?
Unos brazos rígidos o doloridos indican una resistencia a la actividad o a la expresión.
¿Estás reprimiendo tu capacidad de compartir?
¿Qué sentimientos están atrapados en tus brazos?
Un brazo lesionado indica que estás chocando con una forma de resistencia, o que estás sufriendo maltrato por parte de alguien o de algo. Un brazo roto indica un nivel profundo de conflicto en tu actividad.
¿Qué cosas te ha evitado tener que hacer el tener un brazo roto?
¿Por el contrario, qué cosas te permite hacer?
¿Te evita tener que abrazar a alguien?
¿Te evita tener que ir a trabajar?
¿Te evita tener que cuidar a los demás?

Compartir este articulo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email